Equivocarme es algo humano pero amarte es un pecado... Es un pecado.

Soy algo diferente, estoy loca, me confundo, me ilusiono, soy la más pesada, me río sola, desconfío, tengo dudas, caigo, me levanto, y caigo de nuevo, hago reír, odio sufrir, odio vivir, bipolar y hasta a veces un poco cruel. Soy un poco caprichosa, pocas veces suelo quedar satisfecha. Tengo problemas en expresar mis sentimientos. La gente al principio suele pensar que soy tímida, pero simplemente, necesito unas horas para tener un poco de confianza y después soy la mas goma. Soy demasiado impulsiva, hago cosas sin pensar, de las cuales no me arrepiento. Es muy Fácil hacerme daño, soy bastante sensible. Odio que me mientan. Soy exageradamente celosa. Nunca encuentro lo que busco, siempre pierdo todo, soy una desordenada, pero adoro el orden. Me río por cualquier cosa y es muy poco lo que pido para ser feliz. Me encanta soñar despierta, imaginar mi futuro y recordar los más lindos momentos. No tengo la mejor figura física, ni una sonrisa perfecta; me despeino con el viento y en mi casa nunca ando presentable. Me demoro mucho más de una hora en arreglarme; soy indecisa y pienso mucho que ropa ponerme, sea hasta para ir a comprar cerca de mi casa. Me molestan muchas cosas, lo se; no soy la primera opción de muchos, ni pretendo serlo. Yo dije miles de te quiero por sentir y muchos otros por cumplir; ya muchos me dijeron que me querían, y ahora apenas pueden decirme un hola. Ya me hicieron quedar como una tonta, pero no me importó y seguí igual. He hecho muchas cosas. Soy como soy y me gusta ser. Y aunque a veces diga palabras estúpidas sin pensar, otras tantas palabras hermosas, no me arrepiento de nada.
NO TENGO LO QUE QUIERO, PERO QUIERO LO QUE TENGO. Y ESO ES LA BASE DE LA FELICIDAD-♥
De tanto perder aprendí a ganar... De tanto llorar se me dibujo esta sonrisa... Conozco tanto el piso que solo miro el cielo... Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya se que mañana subiré... Me asombra tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo misma... ... Tuve que sentir la soledad para aprender a acompañarme... Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a esperar que me pidan ayuda... Hago solo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran... Vi tantas liebres correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido......

1 comentario:

  1. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://cordurainsana.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

    ResponderEliminar

Dejame tu comentario